Si te va mal con tu empresa, no pienses directamente en costes

509858919

El primer impulso:

No tengo con qué pagar a mis proveedores, no puedo pagar la nómina, tengo dificultades para hacer frente al alquiler del local… lo primero que uno piensa es en ahorrar costes, reducirlos. Eliminarlos si es posible.

Se hace una lista de conceptos ordenados por costes de manera descendente y directamente se van reduciendo:

  • Que el alquiler es caro: busco un local más barato o renegocio el precio del actual.
  • Que las nóminas son muy elevadas: a la calle tres y listo.
  • Que los proveedores me pisan los talones: me busco algunos más baratos o retraso los pagos o, directamente compro menos.

¡OJO! ¡Cuidado con lo que haces!

Cuando las cosas van mal hay que mantener la calma. Tomar decisiones precipitadas puede llevarnos a la quiebra mucho antes de los esperado. Sí, hay que actuar, pero meditando bien las cosas y no dejándose llevar por el pánico.

El pánico nunca es buen consejero.

Y los costes… con tesón y empeño, puedes hacerlos cero en un periquete. Tan sólo hay que cerrar.

Diagnosticar:

Hacer un buen diagnóstico de la situación es completamente necesario. Difícil a veces, sí, pero imprescindible. Pretender curar una enfermedad sin saber exactamente cuál es puede ser incluso peor que dejar que ésta se desarrolle.

Con un buen diagnóstico, ya tienes medio problema resuelto. O incluso más. Así que es bueno tomarse el tiempo que haga falta para, sin dormirse en los laureles, diagnosticar correctamente el problema y buscar las soluciones apropiadas.

Sí, el problema puede ser de costes, claro:

¡Pues claro! No es lo habitual: normalmente los costes han controlarse a lo largo de la vida de la empresa y, a no ser que se hayan producido cambios importantes en el entorno, no deberían ser un problema urgente. Sí es posible que se haya transformado en urgente después de mucho tiempo sin tenerlo en cuenta, eso sí.

El problema de que el problema sean los costes:

Se suele usar la vía rápida para atajarlos: buscar otros locales más baratos, despedir a la plantilla que “sobra” o reducir gastos corrientes.

Cuando se emplean estas “artes” para atacar un problema de costes hay que tener cuidado puesto que podemos estar acabando con los propios pilares de la empresa.

Buscar un local más barato suele implicar que dicho local sea peor, por lo que, es posible, que las ventas caigan aún más en un futuro cercano.

Despedir a parte de la plantilla puede suponer encontrarse un nuevo competidor en el mercado en unas semanas o prescindir del personal más experimentado y que atesora el know-how real de la empresa.

Reducir gastos corrientes tiene poco recorrido: normalmente son bajos y poco puede aportar su reducción a la supervivencia de la empresa.

Y así con todo.

Ojo, que no se me malinterprete: los costes son un aspecto muy importante en cualquier empresa que hay que tener bajo control. Pero reducirlo a lo único importante suele acabar por traer más dolores de cabeza de los esperados.

Lo habitual:

El problema no suele estar en los costes si la empresa ha hecho sus deberes. De hecho, los costes son relativamente fáciles de contener: dependen en gran medida de la propia empresa y de las decisiones que tome.

Con las ventas, por ejemplo, no es tan sencillo: una empresa puede estar dejándose las pestañas en sus campañas y ser todas un desastre. En el caso de las ventas, la empresa sólo puede controlar una variable: la oferta. La demanda, por el contrario, escapa al control.

Conclusiones:

Controla los costes pero no te obsesiones con ellos. Busca las causas reales que provocan que tu empresa vaya mal y actúa contra ellas.

Quizás hayas perdido ventas y ahora los costes de alquiler ya no son tan asumibles como antes. Quizás necesites un local mejor (y de renta mayor) para recuperar esas ventas y poder seguir vivo. Elegir un local peor en estos casos equivale al suicidio empresarial. Por poner un ejemplo más que nada.

Fuente: http://clienteyempresa.com/

excellencemanagement

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s