Del Líder Facilitador al Coach Ágil

Mucho se ha hablado, se habla y se hablará acerca del valor que tiene la profesión del Coaching Ágil. Yo creo que el debate es debido a un gran desentendimiento o falta de acuerdo sobre lo que un Coach Ágil es y lo que no es. A continuación lo que para mi es el Coaching Ágil, asumiéndolo como una extensión del Coaching Profesional según la definición de la ICF y apoyándome en el camino propuesto por ICAgile.

De Líder Facilitador a Coach Ágil: Un camino.

Antes de adentrarme en la profesión del Coaching Ágil, quiero expresar que, en mi opinión, la misma no es un hito, sino un camino, compuesto por diferentes escalones.

Basándome en el roadmap propuesto por la ICAgile para el path de Agile Coaching, y complementándolo con algunas apreciaciones personales, este es para mi el camino que un Coach Ágil debe recorrer:

1. ScrumMaster:

La gran mayoría de los profesionales que se inician en el mundo de la agilidad como filosofía de trabajo, lo hacen a través del marco conocido como Scrum. En este marco, el ScrumMaster es quien vela por el correcto uso de Scrum dentro del equipo. Para fines prácticos, a mi me gusta llamar a esta etapa el “escalón cero”, resaltando la noción de que es recién el principio del camino para un Coach Ágil, y la profesión va mucho más allá del conocimiento y la correcta utilización de Scrum.

Ser ScrumMaster es recién el principio del camino para un Coach Ágil
2. Facilitador de Equipos Ágiles:

También hay muchos profesionales que ingresan a la agilidad por medio de otras metodologías, herramientas o marcos de trabajo más allá de Scrum. En este contexto, no podemos llamarlos ScrumMasters por no estar vinculados con Scrum. De todas formas, sea cual fuera el patrón de trabajo ágil elegido, el Facilitador de Equipo ha adquirido habilidades de Facilitación, apoya en la toma de decisiones participativa, conoce sobre enfoques de desarrollo de equipos, nociones de Liderazgo Servicial, motivación de personas, resolución de conflictos y auto-organización. En el caso de que el profesional haya evolucionado desde el “escalón cero”, entonces se desempeña como ScrumMaster y ha incorporado a su caja de herramientas las habilidades previamente mencionadas.

Siguiendo la definición de la ICAgile, el Facilitador de Equipo opera típicamente dentro de las fronteras de uno o dos equipos Ágiles. El Facilitador de Equipo no es responsable o no está calificado, según este enfoque, para llevar adelante iniciativas de transformación Ágiles, en cambio, es más apropiado para facilitar las actividades de un equipo Ágil.

El Facilitador de Equipo opera típicamente dentro de las fronteras de uno o dos equipos Ágiles
3. Coach Ágil:
Un Coach Ágil es un Facilitador de Equipos Ágiles que ha alcanzado un nivel experto en Agilidad. El Coach Ágil ha desarrollado habilidades más avanzadas de Facilitación, inclusive Training y Mentoring, aunque sabe diferenciar claramente entre estas disciplinas y es capaz de identificar en qué situaciones se requiere cada una. Adicionalmente a sus habilidades de Facilitación, Mentoring y Liderazgo, ha incorporado habilidades de Coaching Profesional, según la definición de la ICF. Su foco se eleva a un nivel de múltiples equipos y se apoya en esta familia de disciplinas (coaching, facilitación, mentoring y training).
Un Coach Ágil brinda Coaching y/o Mentoring a ScrumMasters y Facilitadores de Equipos Ágiles.
El foco del Coach Ágil está en la relación que existe entre diferentes equipos, posiblemente de un mismo departamento o área dentro de la organización. Tiene experiencia para iniciar la transformación de equipos hacia la agilidad.
Lyssa Adkins señala que este nivel es un posible “landing point” para muchos Coaches Ágiles. En las palabras del Agile Coaching Institute, “si contáramos con Coaches Ágiles más calificados, la Agilidad sería mucho más saludable”.
El foco del Coach Ágil está en la relación que existe entre diferentes equipos.
4. Coach Ágil Empresarial / Organizacional
En este nivel, el Coach Ágil ha incorporado habilidades sistémicas, es capaz de escuchar la conversación a nivel organizacional, hacer Coaching Ejecutivo al equipo de liderazgo de la organización, identifica las diferentes Culturas Organizacionales y conoce sobre patrones de Gestión del Cambio Cultural y es capaz de facilitar estrategias para hacer frente y sobreponerse a la resistencia organizacional. Un Coach Ágil Empresarial es capaz de trabajar en cualquier nivel de una organización, sea con niveles más operativos como estratégicos, ScrumMasters, Facilitadores, Gerentes, Ejecutivos y C-Levels.
Un Coach Ágil Empresarial es capaz de trabajar en cualquier nivel de una organización.
Para cualquiera de estos niveles, el profesional genera contínuamente evidencia ante la comunidad (colegas y organizaciones) que hace que se lo considere suficientemente experto como para encarar cada nivel. Si bien tiene un aporte significativo, no es suficiente la realización de cursos y/o talleres para alcanzar un nivel experto. El experto experimenta, hace, comparte.

Mi Propósito, una confesión.

En una serie de conversaciones que tuve durante Agile 2014 en Orlando, con Gustavo Quiroz, Roger Brown, Lyssa Adkins, Luis Mulato, Hiroshi Hiromoto, Michael Sahota, Dhaval Panchal y Claudia Sandoval (sin ningún orden específico) creo haber descubierto una nueva dimensión en mi propósito con respecto a la Agilidad. Sigo creyendo que necesitamos organizaciones más humanas, trabajadores más felices y contextos de mayor innovación. También creo que necesitamos levantar la vara con nuestras expectativas de los Coaches Ágiles. Por lo tanto, a partir de ahora me propuse involucrarme activamente para lograr que el Coaching Ágil se transforme en una profesión en sí misma, que haya más y mejores Coaches Ágiles. Menuda declaración que acabo de hacer.

Al igual que me pasó con el libro Equipos #MásProductivos, todavía no tengo claro el resultado, pero sé que no es necesario, porque lo importante no es el resultado, sino el camino. Para mí este camino consiste en compartir experiencias, hallazgos, conocimientos, ser Mentor y Mentee, ser Coach y Coachee, ser Trainer y Trainee. Y ese es el camino que este blog y mi principal foco profesional van a tomar.

Lo importante no es el resultado, sino el camino.

Como les comparto a todos los participantes de los talleres de Certificación de ScrumMaster (CSM), sobre un pasaje que conocí del libro Las enseñanzas de Don Juan de Carlos Castaneda, que me compartieron los chicos de GROW durante mi formación como Coach.

“Mira y observa todos los caminos de cerca.
Hazlo tantas veces como creas necesario.
Después, pregúntate a ti mismo, y sólo a ti mismo, lo siguiente…
¿Tiene este camino corazón?
Si lo tiene, el camino es bueno,
si no lo tiene, no sirve para nada

Espero contar con la compañía de muchos de ustedes en este camino, en esta conversación, que para mí, sí tiene corazón.🙂

Fuente: http://www.martinalaimo.com/

excellencemanagement

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: