Bienvenid@ a tu jaula de oro

Bienvenid@ a tu jaula de oro

 

En unos pocos días se dará el pistoletazo de salida de las vacaciones para muchas personas.

Es por ello que hoy he querido recordar este post que escribí el año pasado por estas mismas fechas sobre la dificultad, o no, de vivir en una jaula de oro laboral.

Es mi primer verano como emprendedora, autónoma, profesional por cuenta propia o como quieras llamarlo, y desde hace ya varias semanas he empezado a notar grandes diferencias con respecto a mi situación como profesional por cuenta ajena de estos últimos años.

Normalmente cuando se acercaban las fechas de las vacaciones, la ansiedad por salir de la empresa y no escuchar el maldito despertador se iba acrecentando a medida que faltaban los días para poder disfrutar de mis ansiadas vacaciones.

Sin embargo este año, he dejado de sentir esa ansiedad por las vacaciones debido a que por primera vez en muchísimo tiempo disfruto de verdad con la idea de que suene el despertador por las mañanas.

Para mi, que suene el despertador un 31 de Julio, y que tenga que madrugar, no solo significa que me tenga que levantar, arreglarme y ponerme encima de unos tacones para ir a ver a un cliente con el calor de justicia que estamos teniendo este verano en Alicante.

Implica algo mucho más potente: sentir la libertad de poder elegir.

Yo, y solo yo, soy la dueña de mi tiempo, de mi trabajo y de mis proyectos:

Si hay algo que tuve claro desde el principio y que, afortunadamente, me puedo permitir en estos momentos es el de elegir con quién quiero trabajar y cómo quiero hacerlo.

Sé que es algo que cuando lo digo choca debido a la escasez de empleo que existe en estos momentos y a la tan extendida idea de no dejar pasar ninguna oportunidad por delante de nuestras narices aunque eso suponga tener que llevar a cabo proyectos que no nos apetecen o trabajar con personas con las que no nos sentimos alineadas.

 Recuerdo una conversación con un amigo el verano pasado cuando todavía estaba dándole vueltas a la idea de dejar la empresa para la que llevaba casi 7 años trabajando y lanzarme de forma definitiva al emprendimiento, en la que no paraba de quejarme de TODOS los inconvenientes que me podría suponer dejar mi empresa y lanzarme a la aventura de no tener un salario a final de mes o el tener que buscar mis propios clientes.

Mi amigo me dijo una frase que me hizo pensar toda la tarde y que fue el acicate definitivo para plantear en mi empresa, tras las vacaciones, que quería emprender un nuevo rumbo: simplemente me dijo disfruta de tu jaula de oro“.

Hasta aquellos momentos no había sido plenamente consciente de la sensación de estar atrapada en mi empresa.

Veía con una gran claridad todos los inconvenientes de trabajar como profesional independiente, sin la supuesta seguridad de sentirme respaldado por una empresa.

En cambio, no estaba siendo capaz de ver que eran justamente esos miedos los que me estaban haciendo tener una falsa percepción de seguridad por el simple hecho de que una empresa me pagase una nómina a final de mes.

¿Un salario a final de mes es sinónimo de seguridad?

Soy plenamente consciente que hay personas, y muchas, que lo que están deseando es precisamente poder tener esa tranquilidad de que haya una empresa que le pague un salario a final de mes para poder tener la mente ocupada en otras cuestiones.

Y para mi es algo perfectamente comprensible y respetable porque durante mucho tiempo mi seguridad laboral residía precisamente en eso: en saber que podía pagar mis facturas a final de mes.

Cuando trabajaba por cuenta ajena, la vuelta al trabajo se me antojaba dura, pesada y con una extraña sensación de que mis días de vacaciones eran una especie de interrupción temporal que se diluía a los pocos días de volver.

De hecho, una de las frases que más escuchaba entre mis compañeros cuando volvían a los pocos días era: “ya ni me acuerdo de las vacaciones”.

Este año, eso también es distinto.

Con esto no quiero decir que no tenga ganas de coger vacaciones, que las tengo, sino que la vuelta de éstas se presentan cargadas de proyectos nuevos e ilusiones.

No es un punto y seguido, como me pasaba antes, sino que es como empezar a escribir un libro desde el principio donde todo está por decidir, donde son tan fuertes las ganas de empezar a crear y a aportar que uno no está suspirando por las próximas vacaciones.

Durante casi 20 años he sido trabajadora por cuenta ajena y he aprendido mucho en todas las empresas en las que he trabajado.

Soy de la opinión de que llega un momento donde, salvo que trabajes para Google u otra empresa similar que te permita poder tener un nivel de desarrollo profesional extraordinario, terminas creándote una jaula de oro laboral.

Una jaula donde crees que vas a estar resguardado de ¿todo?, aunque ya hemos visto en estos últimos años que nadie está a salvo de poder ser despedido o de que tu empresa desaparezca.

Una jaula de oro que aparentemente puede darte esa tranquilidad de poder pagar tus facturas a final de mes pero que no te permite poder desarrollarte como tú quieres.

Una jaula de oro en el que inviertes tus mejores años como profesional para darte cuenta con el tiempo que, en muchas ocasiones, no dejas de ser uno más.

Es por eso que este año las vacaciones serán más especiales si cabe.

Porque la tranquilidad de saber que ya no vuelvo a mi jaula de oro tras mis días de descanso es lo que hoy por hoy me da fuerzas y energía para seguir adelante con mis proyectos.

Fuente: Socia Directora Etrania / Reclutamiento 2.0/ Employer branding/Recursos Humanos 2.0/ Formación/ Transformación digital.

C. Marco
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: