El método Kaizen: Cómo estar siempre mejorando

kaizen mejora continua

¿Qué nos aporta el método Kaizen?

El método Kaizen deriva de la cultura japonesa y esta palabra significa literalmente “mejora continua” o “mejoramiento continuo”. El método Kaizen parte de la filosofía de que no debe pasar ni un solo día sin una cierta mejora.

En el mundo empresarial el método Kaizen ha tenido una gran repercusión a la hora de extrapolar el concepto para crear sistemas de producción, distribución y administración con un grado de flexibilidad tal que siempre permitieran incorporar nuevas técnicas a sus procesos.

Esto puede sonar demasiado teórico pero simplemente me refiero a la posibilidad de que desde el interior de la empresa se acepte que para sobrevivir es necesario cambiar para mejor. Y por supuesto va a resultar mucho menos costoso ir cambiando poco a poco que realizar una cambio profundo de golpe.

El método Kaizen en nuestra vida:

Si el método Kaizen es bueno para la empresa como organismo vivo, también debe serlo para nosotros mismos.

Personalmente visualizo mi vida como una serie de compartimentos donde guardo cada una de las facetas de mi “yo” de forma separada. Así por ejemplo tengo distintos compartimentos para el deporte, la familia, la alimentación, el trabajo, el dinero, los amigos, la pareja, etc.

Obviamente la mayor parte de las veces es muy difícil mantener esos compartimentos separados unos de otros ya que tienden a solaparse. Como ya he comentado en alguna ocasión, soy un corredor habitual y de vez en cuando salgo a correr con algún amigo. Una vez quedé con un amigo que acababa de tener una discusión con su novia y ese día pude notar que corría menos de lo habitual, parecía que su resistencia había disminuido.

Me dijo que no podía correr tanto como siempre porque tenía la cabeza en otro sitio. Le dije que tenía que aprender a separar las cosas y me dijo que sí, que tenía razón, pero que hacer eso era muy dificil. Entonces yo le di la razón a él. Con este ejemplo quiero mostrar lo complicado que es mantener cada faceta de forma separada.

Sin embargo el objetivo de este artículo no es explicar cómo aislar unas facetas de otras sino conseguir una mejora continua en cada una de ellas, y para conseguirlo es mucho más fácil visualizar las facetas de forma separada que formando un todo. Vamos a empezar a visualizar según el método Kaize, ¿estás preparado?

Visualizando según el método Kaizen:

Visualiza un armario. Este armario es tu vida. Lo abres y en el interior hay muchos cajones, tantos como tú quieras. Cada cajón representa una faceta de tu vida, tal y como hemos comentado anteriormente.

En cada armario los cajones pueden ocupar distinto orden dependiendo de la importancia que le demos a cada uno de ellos. Así por ejemplo en algunos armarios la primera posición será ocupada por el cajón de la “familia” mientras que en otros será el cajón del “trabajo”.

Además no todos los armarios tienen que tener el mismo número de cajones. Quizá en un armario encontremos el cajón “viajar” ocupando un lugar importante, mientras que en otros armarios tengamos el cajón “deporte” en su lugar. Cada persona decide cómo es su armario y cuántos cajones tiene.

Una vez que sabemos cómo es nuestro armario vamos a ir abriendo cajones para ver el estado de cada uno de ellos. Encontraremos algunos cajones perfectamente limpios y ordenados mientras que otros estarán un poco descuidados.

Nuestro objetivo es que todo el armario tenga una buena apariencia. Para ello cogeremos un trapo y un “bote de método Kaizen” y comenzaremos a limpiar de forma cuidadosa los cajones sucios y desordenados.

¿Cómo podemos aplicar el método Kaizen a nuestras vidas?

Comenzaremos aplicando pequeños cambios continuos y permanentes en cada una de las facetas de nuestras vidas. Para facilitar la explicación voy a seguir manteniéndolas separadas y mostrando algunos de mis ejemplos personales:

El método Kaizen en la Familia:

En mi caso me independicé hace poco y por cuestiones obvias no veo a mi familia con la misma frecuencia que antes. El cambio que he realizado ha sido llamar todos los días a algún miembro de mi familia por teléfono. Con las tarifas planas y las llamadas nacionales gratuitas no tenemos excusa para no dedicar aunque sean 5 minutos al día y llamar a tu padre, madre, hermano, hermana, abuelos, tíos, etc.

El método Kaizen en la Alimentación:

Este cajón lo tenía bastante ordenado. Haber tenido una infancia con sobrepeso siempre me hizo ser bastante cuidadoso una vez que conseguí mi peso ideal. Recientemente la única mejora que he hecho ha sido sustituir la leche de vaca con azúcar del desayuno por leche de soja y miel. En este punto quiero destacar que mi forma de mejorar el cajón “alimentación” es comer más sano.

Para otra persona su forma de mejorar puede ser aprender nuevas recetas de cocina. También se pueden combinar ambos conceptos y tratar de mejorar aprendiendo nuevas recetas más sanas. Cada persona decide cómo quiere mejorar y porqué.

El método Kaizen en el Deporte:

Al igual que ocurría con la alimentación, también tenía esta faceta en orden. He variado un poco mi manera de hacer abdominales, aprendiendo nuevos ejercicios y dejando de contarlas. He aprendido que es una pérdida de tiempo contar las abdominales ya que en lugar de estar concentrado en realizar correctamente el movimiento con tensión, estás concentrado en contarlas. Si aprendes a escuchar a tu cuerpo sabrás cuando es el momento de parar y descansar.

Aparte de esto, también he comenzado a llevarme un cronómetro al gimnasio para controlar el descanso de 1 minuto entre serie y serie de pesas y no descansar más tiempo del necesario. Las mejoras en el deporte son muy fácilmente medibles.

El método Kaizen en el Trabajo:

También en orden (más nos vale)… Sin embargo siempre se pueden incorporar nuevas formas de optimizar el tiempo. Existe una gran literatura al respecto que iré comentando en futuros artículos. En mi caso trato de mantener siempre el escritorio ordenado y la bandeja de entrada del correo vacía.

Recientemente estoy revisando nuevas formas de ahorrar costes al departamento con tareas innecesarias de impresión. La mayor parte del tiempo la ocupo realizando diseño gráfico y al ser una tarea esencialmente mecánica me permite escuchar archivos de audio sobre cualquier temática de mi interés. He descubierto el portal www.ivoox.com que es algo así como un “youtube” pero de archivos de Audio. Me he hecho adicto enseguida.

El método Kaizen en el Hogar:

El cajón del hogar lo tengo ordenado y desordenado por etapas. Por esta razón es donde he aplicado el método Kaizen con mayor intensidad. Después de 2 años viviendo solo me he dado cuenta de que algunas de las decisiones sobre distribución que tomé en su día no han sido las mejores. Poco a poco he ido redistribuyendo las cosas de manera más cómoda y aprovechada.

En cuanto a la ropa, la considero parte del hogar por ocupar un espacio importante en él. Ahora que se acerca el calor y hay que sacar la ropa de verano, me he propuesto aprovechar y hacer un repaso total de prendas viejas y donar las que hace mil años que no me pongo. Con la excusa de “esta camiseta me la dejo para la playa” tengo algo así como 50 camisetas viejas, de las cuales luego solo utilizo 3 durante todo el verano para ir a la playa.

En cuanto a la limpieza… siempre hay cosas que limpiamos con menos frecuencia como el frigorífico, la campana del extractor, debajo del sofá…Me he propuesto cada semana limpiar alguna de estas cosas.

En método Kaizen en el Dinero:

Al limpiar este cajón no me refiero a conseguir más dinero sino a saber administrarlo. En mi caso me he visto obligado a ser más consciente de lo que compro, fundamentalmente la comida. Si prestamos atención a las marcas blancas y al precio por kg. podremos ahorrar mucho dinero en nuestra compra.

Tengo la suerte de tener varios supermercados cerca de casa, lo cual me permite comparar los precios de distintos productos. Sin ánimo de hacer publicidad, siempre he comprado en Mercadona. Sin embargo he descubierto algunos productos en LIDL como la piña, las setas o la miel que son mucho más baratos. Por lo tanto ahora distribuyo mi compra entre los 2 supermercados. Lo bueno de todo esto es que si en el futuro vamos superando poco a poco esta crisis y el dinero deja de ser una preocupación, toda esta información que tengo ahora en cuanto a precios, seguiré teniéndola.

Al tener menos dinero he descubierto algo curioso: disfruto más de las cosas en las que lo gasto. Uno de los mejores momentos de la semana es ir el sábado a cenar con mis amigos a algún restaurante. Antes no me hacía tanta ilusión porque era algo que podía permitirme casi cada día, sin embargo ahora es algo que espero con muchas ganas. Beneficios de la crisis…quien no se consuela es porque no quiere.

No quiero extenderme mucho más. Espero que estos 6 cajones te sirvan de ejemplo para comprender los pequeños cambios que puedes ir incorporando a tu vida siguiendo el método Kaizen. Lo importante no son mis ejemplos sino que tú mismo visualices tu propio armario y seas consciente de los cajones que lo forman.

 Fuente: Isidro Migallón. Creador y Director de contenidos de Psicocode. Especialista en Marketing Online.
C. Marco
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El método Kaizen: Cómo estar siempre mejorando

  1. Luis dijo:

    excelente. felicitaciones y muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s