Cuando Recursos Humanos deje de mirar hacia dentro

“No me hables de ti, preocúpate por mi”

Esta frase tiene sentido para muchos aspectos de la vida, tanto personal como profesional, aunque nos quedaremos con el compromiso de su significado profesional, de liderazgo, de acompañamiento (Coach) y sobre todo de desarrollo de las personas: Talento.

Bla, bla, bla… este sería el resumen de los miles de post escritos sobre el papel de Recursos Humanos en una organización, el valor que puede/debe aportar y sobre todo la transformación que tiene que sufrir en estos tiempos de cambios. Pero seguro que se nos pasará el tiempo discutiendo el como y el porqué sin llegar a hacer nada.

 IMG_6795 CON TEXTO.jpg
“Construyendo” foto de @xsalas

Arriesgando un poco (o mucho), queda la sensación en el aire de que nada o muy poco está cambiando en la gestión de personas en las empresas, y cuando ocurre no es más que la excepción que confirma la regla y donde todos ponemos el foco.

“Las personas son el centro, el motor de la organización” 

¿Os suena?

Supongamos que trabajas en una de esas empresa que ya está mudando su piel y esperamos que también su “alma”, bueno o incluso no, simplemente responde a las siguientes preguntas sobre tu Departamento de Recursos Humanos (no importa si trabajas en él o no).

  • ¿Se encarga tu empresa de hacer las nóminas y gestionar las relaciones con la administración? (Altas, bajas, etc.)
  • ¿Qué porcentaje de personas se encargan de estas tareas sobre el total de RRHH?
  • ¿Cuánto tiempo pasa desde que se decide incorporar a alguien hasta que entra a formar parte de la empresa?
  • ¿Conoces la política de incorporaciones y sabes que ocurrirá?
  • ¿Cuánta información de la que tienes de tu empresa te la proporciona Recursos Humanos?
  • ¿Puedes hablar con alguien de RRHH con facilidad cuando tienes un problema? (Qué no sea de la nómina)
  • Si tienes evaluaciones de desempeño ¿Puedes evaluar a tu jefe?

Podríamos plantear muchas cuestiones más, pero no es cantidad si no sinceridad lo que queremos. Por ejemplo, si tus respuestas han sido más o menos estás (por orden de preguntas):

Si – Muy alto – Mucho o No lo sé – No – Poca – No – No

Entonces estamos a años luz de donde deberíamos estar, continuamos anclados en los viejos paradigmas. El centro continua siendo la gestión de lo que hacen las personas y estás no dejan de tener un papel secundario en el trabajo de los profesionales de Recursos Humanos. Esa gestión se caracterizó por mirar hacía dentro de la empresa, por preocuparse de controlar a aquellos que supuestamente harán todo lo que esté en sus manos para no implicarse demasiado.

Los antiguos Departamentos de Recursos Humanos dedican recursos para controlar a las personas que trabajan en la empresa, con lo que se parte de una premisa muy clara y evidente…

“No me fio de ti, debo controlarte”:

Y esa es una visión hacia dentro, solo pienso en protegerme, solo hablo de lo que me cuestas, de lo que te ausentas, de sueldos, de horarios, de control de entradas y salidas, de ¿Qué haces? Si eres bueno te premio, sino te castigo.

Para iniciar el cambio, no solo de piel, también en las entrañas de la organización es necesario cambiar la visión del escenario. Ya no estamos para controlar, más bien esperan de nosotros que estemos para acompañar. Las tareas administrativas llevan años haciéndose y deben hacerse bien, no aportan nada al empleado.

Pero si quieres iniciar el cambio, tendrás que realizar un ejercicio en primer lugar:

“CONFIAR”:

Sin confianza no hay inicio del juego. No es necesaria una lista de tareas para ser una empresa “guay”. Céntrate en una sola y primera orientación de tus actos: Confía en tu gente”.

El resto, si estas poco seguro de los resultados lo puedes planificar y desarrollar, pero en todo caso te digo que la confianza te llevará a la conversación y desde esta saltarás a la preocupación por los demás. Que es lo que ahora le piden los empleados a un Departamento de Recursos Humanos.

Fuente: Blog de RRHH de IMF Formación..

C. Marco

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s