Pactando con la imperfección

Resultado de imagen de imperfección

Pactar con la imperfección no es pactar ni con la ineficiencia ni con el conformismo, sino con la acción, el cambio y la mejora.

Y esto es exactamente lo que reza el 4º Principio Kaizen, aplicado a la mejora continua:

“No buscar la perfección, ganar un 60% desde ahora”.

Lo que nos intenta transmitir este postulado es que empezar es la clave, después ya mejoraremos aquello que hayamos empezado. Por tanto, no pongamos el foco en aquello que falta para que el cambio sea perfecto sino en todo aquello que vamos a ir ganando gracias a dicha acción.

Resultado de imagen

Cuantas veces nos ocurre que no entregamos un informe porque pensamos que todavía lo podemos mejorar más, que todavía no está perfecto, con ese tipo de letra tan especial, con ese color de tabla, con esos márgenes, con todos, todos, todos los datos que YO considero que debe llevar pero que nadie me ha pedido. Y la pregunta es: Tiene ya los datos mínimos necesarios? tiene suficiente información para tomar una buena decisión? responde a lo que me han pedido? Pues entonces, aunque no esté perfecto, entrégalo, con el feedback del cliente interno podrás saber si todavía le falta algo, si valora la parte estética tanto como tú consideras.

La perfección es muerte; la imperfección es arte“.

Manuel Vicent

O por ejemplo, cuando estamos pensando en hacer un cambio organizacional en nuestro departamento y no sabemos adaptar exactamente todas las funciones a cada colaborador para la nueva configuración y van pasando los días, las semanas y los meses. El departamento va a mejorar con el cambio? Tienes posibilidad de hacerlo? Cuando lo hayas hecho puedes hacer retoques o ajustes? Pues adelante, realiza el cambio! Actúa, no pierdas la oportunidad de mejorar si estás convencido de que así será.

Resultado de imagen

Me viene a la mente otro caso muy típico en las empresas industriales. Los cambios de Layout (distribución en planta) debidos a incorporaciones de nueva maquinaria o por cambios de procesos (por pequeños que sean), causan generalmente un gran dolor de cabeza al responsable de planta porque no acaba de estar seguro de que todo esté perfecto y quiere seguir analizando y pensando. En estos casos estamos dejando pasar una gran oportunidad de ser más competitivos y aumentar la motivación de los empleados al hacer el cambio. Has analizado el problema? Has encontrado una solución buena (aunque no sea la perfecta)? Tienes recursos para llevarla a cabo? Cuentas con la posibilidad de poder hacer algunos ajustes una vez hecho el cambio? Pues actúa! no pierdas el tiempo. Ya mejorarás.

Resultado de imagen

En definitiva, en este escenario empresarial donde lo que planificamos hace 18 meses ya no sirve y necesitamos cambios constantes, es necesario que pactemos con la imperfección ya que…

“Lo perfecto es enemigo de lo bueno”.

…y es necesario que sepamos navegar en la incertidumbre de lo imperfecto y actuemos….siempre que el cambio sea “bueno”.

Si quieres dejar algún comentario estaré encantado de escucharte!

Un abrazo y buena semana.

Fuente: Siempre sumanddo.

C. Marco

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: