La envidia y el miedo son los enemigos del talento

Resultado de imagen de envidia miedo talento
 

“Cuántas cosas se pierde el mundo cada día por culpa del miedo y cuánta gente gasta su tiempo y energía en envidiar al resto”.

Para el autor Félix Torán estas dos “emociones tóxicas” bloquean el talento y logran frenar todo lo bueno que puede fluir de él. Son sus “mayores enemigos”, además del ego, “causante de todas las guerras y conflictos”. El hombre que ha llevado sus libros de crecimiento personal a las estanterías de la Princesa Leonor y la Infanta Sofía publica nueva obra: Eres talento (Ed. La esfera de los libros). “El mensaje principal es que el talento no es un don de algunos privilegiados. Todos los seres humanos tenemos algo único que aportar”.

En las páginas de su libro, Torán cuenta que el talento a menudo se confunde con pasión, conocimiento y habilidad. Sin embargo, “éste es innato y no tiene límites”. “Cada persona nace con uno o varios, lo que ocurre es que a veces no sabemos sacarlo o no hacemos que fluya por el camino de la felicidad y sufrimos de manera innecesaria. En realidad, uno sabe aquello que se le da bien y, si lo utiliza por la buena vía, tendrá éxito”.

Para ello, hay que definir una “misión, marcarse un rumbo”. La disciplina, la confianza y la generosidad son virtudes que complementan al talento, según el escritor y doctor en Ingeniería Electrónica. “Si genera los hábitos apropiados, hará que el talento se manifieste”.

La humildad y el esfuerzo:

Y si todos tenemos talento, ¿por qué se empeñan en hacernos creer lo contrario? La actriz Kate Winslet recordaba al recoger su galardón en los Premios Bafta cómo su profesor de teatro le dijo con sólo 14 años que “si se conformaba con papeles de gorda” le iría bien. Las palabras de su discurso dieron la vuelta al mundo. “A todos nos rodean personas con creencias limitantes. Te dicen ‘no vales para esto’ y, si lo interiorizas, la creencia te frenará. La crítica y la queja minan el talento”.

De ahí que la publicación de Torán sea también aplicable en el marco de la empresa. “Cuando una persona hace cosas grandes no tarda en rodearse de mediocres que le intentan frenar. También ocurre que cuando alguien muestra su talento en público genera envidias”. De nuevo, los “agentes intoxicantes”.

Como experto en liderazgo y gestión del tiempo, el autor hace suyas las palabras de la novelista británica Doris Lessing, quien afirmó que “el talento es corriente”: “No escasea la inteligencia, sino la constancia”. Si de verdad una persona quiere ser grande, Torán insiste en que no basta con descubrir el talento y desplegarlo. “Una clave es la humildad. No hay nada malo en admitir nuestra propia ignorancia, porque nadie lo sabe todo ni conoce todos los misterios de nuestra existencia. Sólo el ego ve algo negativo en ello. Estúpido es aquel que ignora su propia ignorancia”, opina.

El talento es condición necesaria, pero no suficiente. “Hace falta algo más. Esfuerzo y otras cualidades. Yo siempre digo que no hay que dejar todo para empezar una nueva vida mañana. Mira tus oportunidades y obstáculos y traza un plan. El crecimiento personal no es revolucionario, sino evolucionario”.

Convencido de que nadie llega de un salto a la cima, se detiene en los padres que “fuerzan” el talento de sus hijos. “Hay familias en las que el abuelo, el padre y el hijo tienen que tener la misma profesión y eso es un error. Puede que su hijo haga lo mismo que usted porque se lo ha pedido, no porque le guste, y así no va a ser feliz. Hay que ayudar a descubrir el talento, pero no forzarlo”.

Las cinco claves del talento, según Félix Torán:

  1. Todo ser humano lo tiene. “Cada persona es talento”.
  2. El talento lo descubre uno mismo. “Al hacerlo, cosecharemos éxitos por la vía de la felicidad”.
  3. Canalizar el talento por la buena vía requiere un esfuerzo. “Merece la pena, en cuanto se cosechan frutos uno se da cuenta”.
  4. Acostumbramos a utilizar el talento desde el ego. “Esto explica que haya tanta gente en el mundo con talento que no triunfa o que tiene éxito sin ser feliz”.
  5. El talento no da resultados por sí mismo. “Puede abrir puertas, pero hay que unirlo al esfuerzo si quiere que se mantengan abiertas”.

Fuente: Félix Torán. Félix Torán, que ha llevado sus libros de crecimiento personal a las estanterías de la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, publica Eres talento

C. Marco

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s