Cómo prevenir los efectos de Murphy y Parkinson en tu empresa

Resultado de imagen de ley murphy

 

La ley de Parkinson afirma lo siguiente:

Todo trabajo se dilata indefinidamente hasta llegar a ocupar la totalidad del tiempo disponible para su completa realización”.

Resultado de imagen de ley parkinson

La Ley de Parkinson, explica porqué las cosas llevan más tiempo del que deberían, trabajar sin plazos, sin tener en cuenta la existencia de otras tareas que también deben ser ealizadas supone un elevado riesgo. Si se asigna una hora a una tarea, es casi seguro que llevará una hora para hacerla, pero si se asigna sólo media hora, posiblemente ocupará poco más de esa media hora.

El reto es asignar tiempo suficiente, pero no excesivo”.

El tiempo invertido en un trabajo varía en función del tiempo disponible”.

Es cierto que, si se programan tareas con plazos de tiempo escasos, se fracasará en la programación. Sin embargo, también es cierto que la generosidad con el tiempo puede acarrear “sorpresas” al comprobar que, pese a dotar a las acciones de holgura de plazo suficiente, seguimos sintiendo la falta de tiempo.

Resultado de imagen de ley parkinson

Hay razones para explicar esta ley y todas giran en torno al hecho de que tanto consciente como inconscientemente adaptamos el inicio, la preparación, el ritmo de ejecución y su terminación, en función del tiempo que hemos decidido dedicarle (y no del que estrictamente necesitaría).

Una programación corta, sin que se alcance el tiempo de máximo rendimiento, conduce a la improvisación y, previsiblemente, a la chapuza. Una programación demasiado larga dará lugar a perfeccionismos estériles.

Por eso, es importante saber ajustar a las tareas el tiempo necesario. Si se tiende al perfeccionismo, hay que exigir las tareas dentro del plazo previsto sin aceptar dilaciones y si, por el contrario, se tiende al exceso de confianza, conviene dividir las tareas en etapas intermedias y hacer un seguimiento cerrado de los inicios, ritmos y entregas.

Leyes de Murphy:

La primera Ley de Murphy, nos advierte:

“Nada es tan sencillo como parece al principio”.

Resultado de imagen de Leyes de Murphy:

En consecuencia, lo que acaba ocurriendo, como nos señala la segunda ley, que dice:

“Todo lleva más tiempo de lo que se pensaba al principio”.

Asignar a una tarea un tiempo escaso resulta, por tanto, claramente inconveniente, tanto a la hora de programar una tarea como a la hora de ejecutar esa tarea.

Esta ley complementa a la ley de Parkinson, en cuanto a asignar un tiempo que no sea ni excesivo ni insuficiente, pero ha sido la tercera ley la que ha hecho famoso a Murphy y ha conseguido más amplia difusión:

“Si algo puede ir mal, irá mal”.

La única solución es adoptar medidas que sirvan como prevención a las posibles circunstancias adversas que puedan suceder.

Es decir, debemos anticiparnos a los posibles fallos, previendo un plan B para lo que nos resulte importante, y si es preciso un plan C.

C. Marco

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s