Concentración y Motivación: Factores clave para tu Productividad

Resultado de imagen de concentración motivación

En psicología y filosofía, motivación son los estímulos que mueven a la persona a realizar determinadas acciones y persistir en ellas para su culminación. Este término está relacionado con voluntad e interés.

Motivación, en pocas palabras, es la voluntad para hacer un esfuerzo, por alcanzar las metas de la organización, condicionado por la capacidad del esfuerzo para satisfacer alguna necesidad personal.

Resultado de imagen de concentración motivación
Presentamos un artículo donde se encuentra el resumen de los resultados de una encuesta sobre motivación en el trabajo:

El objetivo era identificar los factores de motivación y desmotivación de las personas encuestadas y qué aspectos les resultaría útiles aprender a gestionar. Se realizaron un total de 100 encuestas, de las que el 65 % fueron contestadas por mujeres y el 35 % por hombres de edades comprendidas entre los 25 a 45 años.

Entre los FACTORES QUE MÁS DESMOTIVAN EN EL TRABAJO se identificaron:
– Ausencia o poca claridad de metas y plan de trabajo.
– Poco reconocimiento.
– Malas relaciones con jefe o compañeros.
– Horarios prolongados y poco flexibles.
– Monotonía.
– No ver resultados.
– El papeleo.
– Falta de interés o compromiso profesional.
– Mala educación de las personas del entorno.
– Caos, desorganización.

Entre los FACTORES QUE MÁS MOTIVAN EN EL TRABAJO aparecieron estos:
– Trabajo en equipo.
– Nuevos retos.
– Buen ambiente laboral.
– Reconocimiento.
– Cumplir objetivos y ver resultados.
– Satisfacción del administrado.
– La satisfacción del trabajo bien hecho.
– Autonomía.

El 99 % de las personas encuestadas consideraron que la motivación les aporta BENEFICIOS, entre ellos:
– Mejora del rendimiento laboral.
– Ayuda a ser más efectivo.
– Te da perspectiva de futuro.
– Se afrontan mejor los obstáculos que van surgiendo en el día a día.
– Mayor satisfacción.
– Te ayuda a seguir hacia adelante y prosperar.
– Es más fácil ir a trabajar.
– Te cansas menos y trabajas mejor.

REFLEXIÓN:

¿Qué es lo que te motiva a realizar el trabajo y las actividades que realizas?

¿Serás capaz de mantener esa motivación cuando lleguen los momentos complicados? ¿Cómo?

Resultado de imagen de concentración motivación

La concentración mental es un proceso psíquico que consiste en centrar toda la atención de la mente sobre un objetivo.

La capacidad para empezar y terminar una determinada actividad es el determinante principal de «Nuestra Productividad».

Sólo podrás rendir al máximo si te concentras en una sola cosa, en la más importante, y mantienes el ritmo hasta el final. Es imposible hacerlo todo. De ahí que sea aconsejable dedicarse a la tarea más importante. Estableciendo objetivos y prioridades y luego, seleccionando la actividad más significativa, incrementarás tu productividad de una forma espectacular.

La concentración en una sola tarea quizá sea la más eficaz de todas las técnicas de gestión del tiempo, ya que puede aumentar tus resultados hasta un 500%, reduciendo el período de ejecución hasta un 80 %. Basta con enfrascarse en esa actividad y en autodisciplinarse para no perder la inercia hasta completarla.

Elegir una tarea, interrumpirla y retomarla otra vez incrementa el tiempo necesario para finalizarla, mientras que desarrollarla sin la menor interrupción permite despachar una cantidad mucho mayor de trabajo en un período de tiempo más corto de lo que se podría imaginar.

Si te acostumbras a concentrarte en la actividad más importante que podrías realizar y, luego, persistes hasta el final, incrementarás sustancialmente la cantidad, la calidad y el valor de tus resultados.

Por mucho talento que poseas y muchas técnicas que domines, si eres incapaz de autodisciplinarte para desempeñar ininterrumpidamente una sola actividad, siempre tendrás que trabajar para otros, siempre habrá alguien que supervise tu cometido para asegurarse de que estás haciendo lo que debes hacer, en el momento en el que debes hacerlo y de la forma prescrita.

Cada vez que completes una tarea importante, experimentarás una oleada de energía, de entusiasmo y de autoestima. Te sientes satisfecho de ti mismo, feliz y eufórico. ¡Te sientes un triunfador!

Cuanto más importante sea la actividad y mayor sea el grado de disciplina en tu desempeño, más orgulloso te sentirás de ti mismo al concluirla.

Si te acostumbras a realizar cada tarea hasta el final, desarrollarás un hábito fundamental: la «conclusión de actividades», lo que supone programar de tal modo tu mente subconsciente que tienda siempre a buscar las tareas de primer orden, pues sabe lo bien que va a sentirse a su conclusión.

Decídete hoy mismo a desarrollar el hábito de la conclusión de actividades. Para ello, selecciona la tarea más importante, organiza tu tiempo y trabaja con ahínco hasta terminarla. Hazlo una y otra vez hasta que el hecho de concentrarse en una sola actividad arraigue en tu conducta.

Identifica la tarea o el proyecto más relevante que tienes entre manos en la actualidad, deje a un lado todo lo demás y desarróllalo hasta el final.

La satisfacción de estar haciendo lo más importante que podrías hacer en cada momento, es incomparable.

¡Es la clave de la productividad!

C. Marco

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s