Coherencia organizacional

Resultado de imagen de coherencia

La coherencia organizacional genera seguridad personal y competitividad empresarial. La semana pasada tuve la oportunidad de impartir un seminario sobre gestión del cambio a un equipo de directivos intrépido, afable, organizado y con una alta orientación a resultados. En determinados momentos la impulsividad para conseguir los resultados les hacía cometer errores, pero poco a poco fuimos limando la impulsividad para convertirla en planificación y acción posterior. Aprendí mucho mucho de ellos sobre todo cuando al finalizar un ejercicio nos poníamos a reflexionar sobre el mismo y las consecuencias de nuestras acciones. En una de esas reflexiones, en la cual hablábamos sobre la estrategia a seguir para gestionar el cambio en las empresas es cuando surgió la palabra mágica: COHERENCIA.

Tener coherencia a priori parece algo normal, corriente, hasta mundano, de sentido común, pero resulta tan complicado en tantas ocasiones que para mí no resulta tan normal.

La coherencia viene definida por la Real Academia Española como «Conexión, relación o unión de unas cosas con otras. Actitud lógica y consecuente con los principios que se profesan». Por tanto nos enfrentamos ante una actitud y unos principios que guían nuestros comportamientos, nuestras formas de liderar, de gestionar a las personas, de resolver problemas, de mantener una postura, etc. Y esto debe tener una conexión clara con la cultura de la empresa, con los valores de la misma, con la misión y visión de la organización.

Pues esto es lo que debemos conseguir: coherencia organizacional. Esta forma de actuar, generará seguridad en las personas que tenemos en los equipos y como sabemos la seguridad te aporta un estado que hace que puedas estar enfocado a las tareas que debes realizar y no estar pensando en otras cosas. No dudando, no viviendo en un mar de incertidumbres que solo hace que erradicar la eficacia de las tareas de una forma abrumadora. Para ser coherente debemos medir muy bien nuestras decisiones, nuestras acciones y siempre tener presente a qué organización pertenecemos y cómo es esa organización, así como lo que se espera de mí como líder. Confianza, cohesión, satisfacción, afinidad, tranquilidad, reflexión, motivación, alineación, todo esto y mucho más se consigue siendo coherente.

Autor: José E. García es Director General de Equipo Humano.

C. Marco

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Coherencia organizacional

  1. Sergio dijo:

    Acertado pero incompleto, falta el PENSAR, lo cognitivo y mental, para conseguir la total coherencia. Relacionado con los 3 cerebros internos que tenemos: Somos Seres que pensamos, sentimos y hacemos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s