Cómo evitar perder el control en una negociación

¿Es posible que te hayas encontrado en una negociación con personas provocadoras o que te han sacado de tus casillas?

Si es así, este post es para ti, porque te voy a enseñar 3 pasos para que en una Negociación, no te dejes dominar por tus emociones para que no te saquen de tus casillas y para que no te lleven donde tú no quieres ir.

1. Toma de conciencia. Identifica qué te provoca.

Así, en primer lugar, toma conciencia de aquello que te lleva a estados emocionales negativos, como el enfado o la ira. Sólo siendo conscientes de aquellas situaciones que te sacan de tus casillas o te sumen en un estado de malestar que te lleva a responder de forma desproporcionada, podrás tomar control de la situación y evitar una respuesta negativa automatizada por tu parte que puede tener nefastas consecuencias en una Negociación, agravando las diferencias.

Por tanto, reflexiona, qué me puede, qué hace que salte, qué situaciones, qué acciones o qué conductas de la otra parte lograr sacar lo peor de mí, me hacen perder la compostura o me hacen perder los nervios.

Así, si sabes qué te incomoda o te pone nervioso, que la otra parte llegue tarde, levante la voz, tergiverse la realidad, ya sabes qué provoca tu reacción automática, y esto es el paso previo para poder controlarla y responder ante esa situación de forma adecuada.

Después de ver en el post anterior el primer paso sobre la toma de conciencia, en segundo lugar, una vez has identificado las situaciones que tienden a alterarte emocionalmente, el siguiente paso que debes dar para poder responder de forma emocionalmente inteligente consiste en darte cuenta de los síntomas que experimentas cuando comienzas a encontrarte en ese estado emocional negativo.

2. Toma de Control.

Puede que te des cuenta de que te acaloras, o de que tu ritmo cardíaco se acelera, o que empiezas a hablar muy rápido. Una señal de alerta debe sonar en tu interior en el momento en que empiezas a sufrir esa sintomatología, pues sabes que si no te controlas, el estallido se va a producir en seguida, con las perniciosas consecuencias que ello puede traer para ti y aquellos que reciban tu reacción.

Es precisamente esta falta de control en las partes lo que ocasiona esa reacción airada que agrava las diferencias entre las partes y dificulta el diálogo y el entendimiento, pues torna lo que puede ser una cuestión meramente racional en una cuestión plenamente personal. Al final, en el momento en que una de las partes pierde los papeles y dice o hace lo que no debería decir o hacer, la confianza se rompe plenamente. La disputa pasa a ser algo personal.

Así pues, toma conciencia de qué te permite saber que te estás alterando, pues ello es clave para que puedas evitar el estallido automático, inconsciente e irracional. Es importante, pues, que tomes conciencia de ese estado emocional. Si no te das cuenta estallarás y la provocación te arrastrará haciendo imposible el diálogo y el entendimiento. Si lo detectas, podrás entonces aplicar la reacción que consideras más inteligente para responder en ese caso, y  que ya no será la que saltaba como estallido cuando te dejabas llevar por la provocación y las emociones negativas en que este comportamiento te sumía.

3. Respuesta mejor adaptada y más inteligente emocionalmente.

Esta respuesta de la cual no nos arrepintamos, sino todo lo contrario, con la cual nos encontremos satisfechos y además que debes haber previsto con anticipación: “cuando pase esto…, lo que voy a hacer es…”

En este sentido, tanto tu compostura, como el lenguaje que utilices, como en qué te centres, en qué te focalices mentalmente, son determinantes para que finalmente la respuesta que generes sea la adecuada y lejos de provocar una escalada del conflicto, suponga una respuesta proporcional y adecuada a la situación en beneficio de tus intereses.

Cuando acudimos a una negociación, lo hacemos para alcanzar algún acuerdo que nos beneficie, y si perdemos esa oportunidad por dejarnos llevar por la provocación, porque no tenemos mecanismos para responder de forma emocionalmente inteligente, entonces quien manda en la negociación es el otro; nos han llevado donde nosotros no queríamos ir; no hemos sido buenos negociadores.

CAMBIA TU ESTADO EMOCIONAL, CAMBIANDO:

Captura

Cambia tu fisiología, esto es, echa los hombros atrás, dibuja una sonrisa en la boca, pide un receso, bebe un poco de agua, haz unos ejercicios de respiración. Son  herramientas que están a tu alcance en cualquier momento y que te permitirán alterar en fracciones de segundo incluso tu propia bioquímica, modificando tu estado emocional, manteniéndote en control de modo que puedas reaccionar de forma adecuada. Son además, estrategias que puedes tener previstas para el caso que ocurra aquello que sabes te tiende a desestabilizar.

Decirte mensajes positivos y de refuerzo, en vez de repetir expresiones de queja, igualmente modificarán tu estado emocional.

Y por último, cambia tu foco, pregúntate por qué la otra parte actúa como actúa, céntrate en lo que tiene de positivo una determinada situación y verás cómo ello provocará un cambio casi instantáneo de tu estado emocional que en consecuencia, te permitirá responder de forma emocionalmente inteligente.

En resumen, en tu próxima negociación:

1. Toma conciencia de qué te pone nervioso, identifica y autoconócete para saber qué te puede desequilibrar.

2. Date cuenta de cuándo te estás alterando para tomar el control y poder frenar tu reacción airada.

3. Cambia intencionadamente, tal y como tenías previsto, tu compostura, tu lenguaje o en qué te estás focalizando para poder reaccionar de una forma emocionalmente inteligente.

Fuente: http://pablograu.com

C. Marco

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s