Cobots: Robots que colaboran con las personas

Resultado de imagen de robot colaborativo

Los robots colaborativos están diseñados para trabajar con seguridad junto a los humanos, es decir, no requieren jaulas y pueden interactuar con el operador.

Los robots colaborativos, conocidos también como cobots son una gran novedad que tendrá un amplio desarrollo futuro. Éstos serán utilizados en aplicaciones que ni siquiera podemos imaginar hoy día.

¿Qué es un robot colaborativo? El robot tradicional debe permanecer en una jaula como un animal salvaje que requiere aislamiento para evitar herir a los trabajadores. Los cobots por su parte, están diseñados para trabajar con seguridad e interactuar con los humanos en el taller. En la mayoría de casos esto significa que no requieren jaulas y que el cobot puede trabajar junto al operador.

La seguridad debe ser siempre la primera preocupación con cualquier aplicación robótica. Los países tienen diferentes leyes y normas al respecto y algunas compañías pueden tener lineamientos aún más estrictos. El practicante cobótico debe tener todas las precauciones para asegurar que sus proyectos cumplan con dichas normas.

Esta capacidad de trabajar lado a lado se logra principalmente por el uso de actuadores elásticos, la fuerza de detección, sensores de proximidad y movimiento relativamente lento. Cuando se encuentra en contacto con una obstrucción, el cobot reacciona como lo hacemos cuando empujamos a alguien con el codo, es decir, inmediatamente nos detenemos.

Otras características de su diseño son que incluye superficies redondeadas y, en algunos casos, acolchado suave para reducir el impacto de cualquier contacto del cobot con el humano.

No todos los robots colaborativos pueden ni deben operar sin jaulas. La inercia de un brazo cobot muy cargado puede causar lesiones sin importar su sensibilidad. Un cobot transportando un objeto como una placa de metal con bordes afilados o puntiagudos también puede causar lesiones antes de que se detenga por completo.

Estar sin jaula no es la única cosa que hace un robot colaborativo. La mayoría requiere cierto grado de conocimiento técnico. Muchos cobots pueden ser programados por un operador o mecánico con poco entrenamiento especial. En lugar de la programación, el operador configura el cobot en modo enseñanza y guía el brazo a través de los movimientos de la tarea pulsando un botón para identificar cada waypoint. Una vez que se enseña, la tarea se almacena en la memoria y se programa cuando sea necesaria.

Algunos cobots están diseñados para que se puedan mover fácilmente de una tarea a otra. El Cobot Baxter de Rethink Robotics es totalmente autónomo y puede ser montado en un soporte con ruedas. Incluso va eliminando la necesidad de una alineación precisa mediante el uso de un código matriz 2D (como un código QR) colocado en una posición fija en la estación de trabajo. Cuando el cobot se mueve a su posición, la cámara localiza el código y realiza todas las tareas relativas a la ubicación del código. Esto elimina la necesidad de una ubicación precisa del cobot y/o cualquier reprogramación después de la mudanza.

La empresa Danesa Universal Robots A/S es una de las pioneras en el desarrollo de robots de colaboración con su serie UR, un brazo de poco diámetro de siete ejes que se puede montar en cualquier posición. Es de tamaño compacto y flexible en su montaje, lo que lo hace útil para operaciones de atender máquinas. Esto libera al maquinista de la monotonía de la carga y descarga de piezas, liberándolo para un trabajo más productivo. Su costo se puede amortizar en uno o dos años.

Otro enfoque para cobots es usar múltiples ejes tradicionales y combinarlos con controles y sensores para evitar o reducir la necesidad de mantenerlos en una jaula. El robot puede operar a velocidades normales cuando ningún ser humano está presente. Si una persona entra en el área de trabajo, por ejemplo para recoger una pieza caída, se siente su presencia y posición. El robot se ralentiza y restringe su movimiento para evitar cualquier peligro de posible contacto.

Los cobots deben ser vistos como dispositivos de ayuda para que los trabajadores sean más productivos y reducir algunas de las tareas repetitivas. Piense en ellos como un destornillador eléctrico para reemplazar el destornillador manual.

Como con cualquier nueva tecnología se requerirá de ensayo y error para descubrir la mejor manera de utilizarlos. Aquí es donde la flexibilidad de cobot es útil. Si no funciona de determinada manera, se puede probar en otro lugar y situación.

Los cobots están listos para usted. ¿Está usted listo para ellos?

Fuente: http://www.plastico.com/

C. Marco

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s