Terry Gou: El CEO de Foxconn que da consejos a Trump

-1x-1_2.jpg

El magnate industrial y presidente de Foxconn, Terry Gou, afirmó a Trump en carta “usted no me conoce, pero soy Terry Gou, el hombre que fabrica su iPhone”.

Me enteré de que ha estado diciendo que obligará a Apple a fabricar cosas en Estados Unidos. Bueno, mire, Tim Cook no fabrica cosas, yo sí. De hecho, me generaron ingresos de 75 mil millones de dólares el año pasado”.

En la misma carta presume el tipo de persona que es, pues afirma que él se encarga que “las cosas se hagan. Cuando Apple me dijo que comenzara a fabricar iPhones en Brasil para eludir los aranceles de importación, lo hice realidad”.

Gou es presidente de la empresa tecnológica manufacturera de China Taipei: Foxconn, esto desde 1974. Tiene 66 años y es parte del éxito de Apple como ensamblador.

Foxconn ceo e1340212154694

Recientemente ha comunicado su intención de expandirse a Estados Unidos, para dejar las tierras asiáticas, aunque la diferencia radica en el costo de producción que tiene más alto el país americano sobre China y Taiwán.

Gou abrió en 1988 su primera fábrica en Shenzhen, donde incluso están las más grandes de Foxconn.

En cuanto a su vida personal afirmó identificarse con Trump: “Usted y yo tenemos muchísimo en común. Los dos somos multimillonarios (aunque yo soy más rico), a los dos nos gusta construir cosas, los dos estamos casados con espléndidas mujeres más jóvenes, los dos odiamos Wall Street”.

En 1996 empezó a fabricar para Compaq, así ganó clientes por la fama de estos para después trabajar con HP, IBM y hoy en día, Apple.

Es dueño del 13% de la compañía publica y Forbes lo catalogó en el 2013 como el 239º más rico, con capital neto de 5.1 billones de dólares.

El propio Gou ha mostrado sus aspiraciones políticas, pues en esta carta que escribió a Trump, le dijo que buscaría hablar de tú a tú con el magnate como presidente de Taiwán, ante el presidente de Estados Unidos.

Una fría mañana de febrero, Terry Gou, el hombre cuya empresa ensambla la mayoría de los iPhones para Apple, estaba parado en la entrada de la sede corporativa con un manojo de varas de incienso.

El magnate taiwanés encabezaba a su equipo gerencial en una oración taoísta pidiendo buena suerte al comienzo del Año Nuevo Lunar. Es una tradición anual, pero esta vez tenía un significado especial: Foxconn Technology Group estaba a la espera de ver si su ambiciosa oferta por el fabricante de electrónicos japonés Sharp sería aceptada.

Hemos hecho nuestro mejor esfuerzo”, dijo Gou después de quemar el incienso sobre una mesa llena de ofrendas como pato asado, frutos verdes y otras delicias. “Ahora depende de los dioses“.

El presidente de la junta de Foxconn, sin embargo, nunca deja nada al azar.

En las semanas previas, el empresario de 65 años había empleado todos sus trucos para tender una emboscada a un postor japonés interesado en Sharp, llevando a cabo una campaña en la forma audaz y apasionada que caracteriza su tenaz estilo de negocios, según entrevistas con más de una decena de ejecutivos, empleados y socios de Foxconn. Dio resultado. La empresa anunció el miércoles el acuerdo para comprar Sharp por US$3.500 millones.

La adquisición ha puesto el foco de atención sobre Gou y su discreta compañía. Ahora, el multimillonario taiwanés debe demostrar que hizo la apuesta acertada por una marca otrora formidable que necesita un giro estratégico.

Enderezar al fabricante japonés será un gran desafío, advierten analistas. Sharp indicó que proyecta una pérdida operativa de 170.000 millones de yenes (US$1.500 millones) en el año fiscal que terminó en marzo, debido a las débiles ventas de pantallas y televisores.

Gou rara vez habla con los medios y ha dicho que la publicidad puede alejar a los clientes y ayudar a los competidores. Foxconn se negó a que fuera entrevistado para este artículo. La empresa no realiza teleconferencias con sus inversionistas y su énfasis en la confidencialidad es tal que los empleados de algunos departamentos deben someter a control todos los e-mails que envían fuera de la empresa.

Socios de Gou desde hace muchos años dicen que su inquebrantable confianza en sí mismo, atención al detalle y estilo de gestión militarista explican el ascenso de Foxconn.

Gou es un empresario intuitivo y un líder enérgico, dicen socios de negocios, que lo comparan con Henry Ford y su búsqueda de toda la vida de eficiencia en la línea de ensamblaje y su manejo paternalista de los pueblos fabriles.

Foxconn opera complejos de producción del tamaño de ciudades, con cientos de miles de trabajadores en urbes chinas como Shenzhen y Zhengzhou que ganan salarios por encima del promedio de la industria. Los trabajadores viven en campus, que incluyen desde centros comerciales a salas de karaoke. Pese a que Gou ha logrado en general mantenerse lejos de la atención pública, su compañía estuvo bajo la lupa en 2010 tras una serie de suicidios de empleados en sus campus.

C. Marco

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s