Convence a tu jefe de que no eres sólo un manager, sino un líder

Imagen relacionada

Uno de los grandes obstáculos para que las personas promocionen es que no saben gestionar bien su propia marca profesional en la empresa. Obviamente, la cultura popular siempre nos pone por delante personas maliciosas que hacen la pelota, auténticos devotos de decir a todo que sí, aún cuando supone un error clamoroso, o personas que simplemente no molestan.

Pero vamos a ir más allá, de cómo un manager, o una directora, o un responsable se distingue de verdad de un líder. Porque no, no es lo mismo. Es más, pocos casos he conocido donde ambas cosas se den en la misma persona

Ya en serio ¿Hay alguna diferencia entre un manager y un líder?

He probado a hacer esta pregunta a unos 50 directivos , la mitad de ellos españoles y la otra mitad anglosajones, dado que tengo muchos contactos por allí, y eso me ha permitido hacer comparaciones

Pues bién, la respuesta común es algo tan vago como la “visión”. Esto es, el manager al uso está enfocado en la acción pero sólo el lider tiene la visión. Claro que si no es capaz de comunicarla , poco liderazgo va a ejercer

La mayor diferencia es la capacidad de influencia:

La curva que va desde el manager al lider no es sino un apasionante viaje que requiere conocer , como en todo camino, donde estás y hacia donde quieres llegar

Presentación1

Está claro que un manager se mueve por la acción, la estrategia del día a día, esto es , lo que podríamos llamar un ejecutor , mas o menos bien informado. El líder se mueve en términos del hombre , o la mujer, perspicaz, la persona que tiene una fotografía orientada a crear influencia hoy y mañana.

Por tanto, si lo que hacemos es tener responsables y mandos medios a los que vamos dando información e instrucciones a cuentagotas jamás conseguiremos que se conviertan en líderes. Si no somos capaces de comunicar e implicar, poco importa que la visión del líder pueda convertir el plomo en oro, porque sólo conseguirá hacerlo en su casa

Si te fijas en el cuadro, tienes que tener cuidado de no aplicar un sesgo bastante común: y es que ninguna de estas características es negativa.

Entender la diferencia no es simplemente una cuestión de semántica:

Esto es, ahora digo que soy visionario o quiero crear influencia y ya tengo el liderazgo en mis manos. Para convencer a los demás de que , efectivamente , ser líder es parte mi marchamo profesional un ejercicio fantástico es fijarte muy bien en aquellos compañeros y compañeras , colaboradores en tu día a día que crees tienen esas características de líder.

No te fijes en su etiqueta (es más, que no te abrume, alguna directora de rr.hh que he conocido solo tenía de líder lo que tengo yo de torero, aún siendo su ego y modos propios de una individua escasa de conocimientos en personal y con una ambición tan risible como evidente)

Fíjate en su manera de relacionarse, en su modo de hacer que los demás hagan las cosas sin que ellos se sientan abrumados ni presionados, esto es, animados a hacer porque se sienten parte de un vínculo poderoso.

Ser un líder implica sí o sí tener seguidores. Quizás no de la manera perversa de súbditos ciegos por la luz de un ser todopoderoso pero sí personas que confían en tus conocimientos, en tu criterio, en tu juicio.

No tienes que parecer infalible, sino constituirte en la persona más razonable con la que se puede contar

Por tanto, como responsable sólo puedes demostrar que estás en el camino del liderazgo comenzando a mejorar tu interacción con los demás. Si los tratas como meros peones o como personas molestas que te interrumpen con sus cuitas diarias jamás llegarás a ese liderazgo que va más allá de tu despacho.

Tener conciencia de ti mismo/a en tu relación con los demás es el primer paso para que tu futuro liderazgo sea real

Identifica con honestidad no sólo tus fortalezas y debilidades, algo que cualquier DAFO te puede dar, no , ve más allá, identifica las oportunidades reales que tienes de crecimiento en referencia a todo aquello que puedes cambiar

Si no conoces tu valor real, es poco probable que puedas medir tu impacto y, lo que es peor, que lo puedan medir los demás.

technology-1095751_960_720

Observa tu valor pensando que estás haciendo hoy  que no pudiera hacer cualquier otra persona con una formación y experiencia parecidas. Estamos hablando, de nuevo, de tu marca personal, de tu diferencia. Te aviso que este análisis puede ser duro, pero necesario para que convenzas a los demás (de tu jefe para abajo)

Piensa no en tus títulos o tu trayectoria, piensa en términos de emociones, de los pensamientos que generas, del temperamento que reflejas (y que atraes).

Piensa en el ejemplo de la persona continuamente contrariada hasta de las cosas más pequeñas. Puede que sea tu respuesta natural ante las cosas, pero está trabajando en tu contra

Este es un primer paso y quedan muchos mas. Pero en este primer escalón suele surgir la respuesta a la pregunta de si es el momento de que te pongas en camino o aún te queda aprendizaje pendiente

Recuerda que el futuro de las organizaciones depende en gran medida de la actividad de estos líderes reales. Pero puede que no estés preparado/a aún.

No siempre alguien que ha liderado en un entorno es capaz de hacerlo en otro, lo digo con conocimiento de causa.

Pero nuestro sello debe permanecer activo y vigilante, porque seguramente serán otros los que den el paso de demostrar a los demás que son mucho más allá de lo que aparenten.

Fuente: http://creartumarcapersonal.com/

C. Marco

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s