Lo hice porque no sabía que era imposible

Para mi el limite es el próximo reto, ya sea deportivo, profesional, personal…Tener una meta es lo que te hace disfrutar. De lo contrario, el tiempo pasa a la deriva, sin un rumbo fijo. ¿Conseguiré encontrar mi limite? Estoy seguro de que no. Dar con el significaría quedarme sin objetivos y empezar a vivir una existencia movida por la inercia”. Dice el empresario, conferenciante y atleta amateur Josef Ajram.

 ¿Cuántas veces no llegas a plantearte un objetivo porque no lo veías a tu alcance? ¿Qué te lleva a plantearte un objetivo o no? A veces, podemos no ser conscientes del poder de nuestras creencias sobre nuestras limitaciones. Es decir, lo que yo creo acerca de lo que puedo o no puedo, tiene un gran peso en la decisión sobre mis objetivos.

Si me considero incapaz de hacer algo, es fácil que ni me plantee hacerlo, y en caso de hacerlo, antes o después algo o alguien confirmarán mi creencia y desistiré de mi objetivo.

En lo profesional y en lo personal, tendemos a movernos dentro del marco de lo que consideramos posible. Sin darnos cuenta de que no hay tal marco, de que el limite está en lo que tu piensas.

 Te voy a contar una historia que tal vez conozcas, es sobre otro atleta y la caída de una mítica barrera. En los años cincuenta los mejores corredores de media distancia codiciaban romper la barrera de los cuatro minutos en la milla.

Fue el 6 de mayo de 1954 cuando Roger Bannister, estudiante y atleta británico derrocó lo que ya algunos llamaban “el muro”. A la hazaña de este mediofondista se le denominó “la milla milagro” ya que muchos dudaban de que se pudiera cubrir la distancia en menos de cuatro minutos. Roger Bannister confió en sus recursos y lo hizo.

 Pero sólo cuarenta y seis días después, otro deportista le arrebató el record, y otros deportistas se hicieron con la plusmarca más tarde, después de que Roger Bannister demostrara que no era imposible.

 ¿Cuántas veces te dices o piensas que algo no es posible? ¿Para qué te dices eso?, si crees que es imposible, no irás a por un nuevo record u objetivo.

¿Qué puedes perder si empiezas a pensar que si es posible? Si la respuesta es nada, o estas dispuesto a pagar ese precio, todo lo que consigas serán nuevas marcas, nuevos hitos que te acercarán ahí donde quieres estar. Porqué no existen fracasos, sólo resultados, y tú posees los recursos necesarios para hacer cualquier cambio.

Fuente: Facilitadora de procesos de Transición profesional, Personal y de Talento.

C. Marco

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s