Cómo convertirte en un experto: La regla de las 10.000 horas

experto

La regla de las 10.000 horas explica que para convertirte en un experto en un área determinada debes invertir 10.000 horas de práctica en esa área. Esta cifra equivale a practicar 3 horas cada día durante 10 años.

¿De dónde viene esta regla?

En el libro “Los fuera de serie”, Malcolm Gladwell analiza las vidas de personas que han triunfado en aquello que se han propuesto, desde campeones deportivos hasta Bill Gates o Los Beatles. En su libro llega a la conclusión de que existen 3 variables indispensables para alcanzar el éxito.

3 variables indispensables para alcanzar el éxito:

1. Entorno:

Haber nacido en un entorno propicio para desarrollar tus habilidades es muy importante. Este factor está muy relacionado con la suerte. Se trata de una variable que nos es dada y escapa a nuestro control. Un niño que se quiere dedicar a la música y cuyos padres son músicos tendrá mayores ventajas frente a otros compañeros.

2. Talento:

Existen personas con una predisposición natural para desarrollar ciertas actividades.

3. Práctica:

Aquí es donde se encuentra la regla de las 10.000 horas. Nadie ha alcanzado el éxito únicamente con suerte y talento.

Con esta regla queda demostrado que el entorno y el talento son tan sólo dos pequeñas variables de la ecuación del triunfo. Lo que realmente determina la consecución del éxito es la persistencia y la determinación a través de la práctica.

¿Quieres convertirte en un experto tocando la guitarra o el piano? ¿Quieres hablar inglés a la perfección? Independientemente de la facilidad que tengas para los idiomas o de tu habilidad con los dedos, lo realmente importante será el tiempo y el esfuerzo que dediques a aprender.

Estoy convencido de que si cogemos  a los 100 mejores pianistas del mundo y los analizásemos, descubriríamos que el número de pianistas persistentes y con determinación es mayor que el número de pianistas dotados de forma natural para tocar este instrumento. Sin embargo tanto los unos como los otros están en la misma lista.

Del mismo modo fuera de esta lista también encontraríamos personas normales que núnca han tocado un piano y sin embargo tienen un Dón oculto que desconocen. El talento natural por sí sólo no es garantía de éxito.

Para cerrar este post acabaré con una cita de Bruce Lee:

“No temo a quien practica 1000 patadas diferentes. Temo a quien practica 1000 veces una única patada”.

Fuente: http://psicocode.com

Excellence Management

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s