Las claves del liderazgo en el fútbol

Imagen relacionada

El liderazgo es una cualidad que se considera indispensable a la hora de ponerse al frente de un equipo y conducirle con éxito a unos esperados resultados. El alma y la filosofía del entrenador se van a ver reflejadas en ese conjunto de jugadores a los que dirige. Y no solo se van a ver traducidas en los partidos ganados, sino en la manera de encarar el día a día de los jugadores, en el clima del vestuario, en cada uno de los entrenamientos y en los pequeños detalles. Factores todos ellos muy importantes en la calidad de vida de los individuos, y que por lo tanto, influyen enormemente en la productividad y el rendimiento.

Existen diferentes estilos de liderazgo que, dependiendo de la situación del equipo resultarán más provechosos de aplicar una vez estudiadas las necesidades del grupo. Un buen líder sabrá conectar con esa demanda que la plantilla requiere en cada momento. Cada uno de los estilos presenta ventajas e inconvenientes. Si los conocemos de antemano, será mucho más fácil manejarlos para nuestro propio beneficio. Un buen líder aprende a alternarlos en función de las circunstancias.

Resultado de imagen de futbol liderazgo

– El estilo autoritario utiliza la imposición, el poder o la autoridad para dirigir. En determinados momentos en los que la falta de disciplina impera en el equipo es cuando más se emplea, buscando alcanzar resultados a corto plazo. La principal desventaja de este método es que puede reducir la motivación.

– El estilo democrático es aquel que actúa implicando y escuchando la voz de todos. El problema que presenta es manejar el posible conflicto que puede surgir cuando las opiniones son distintas y no se llegan a acuerdos.

– El estilo orientativoo coaching consigue que el equipo cumpla sus metas y objetivos a través de la reflexión, la participación y la propia aportación de sus miembros, inyectándoles capacidad y creatividad. La desventaja es que en ocasiones pueden surgir dudas sobre la dirección que debe tomar el grupo.

– El estilo visionario inspira a las personas, animándoles a cumplir sus sueños e implicándoles de esa manera en el proyecto, generando un alto nivel de compromiso para conseguir las metas. Pueden surgir dificultades a la hora de saber cómo materializar o llevar a cabo esos sueños, y un desconocimiento de los pasos a seguir para ello.

Muchas y muy distintas son las cualidades que debe reunir un entrenador  para lograr el éxito tanto a nivel deportivo, como a nivel emocional.  Como decía Vicente del Bosque, “gestionar un grupo de personas es conseguir que el grupo funcione deportiva y humanamente”. No sólo se deben aportar los imprescindibles conocimientos físicos, técnicos y tácticos. Jamás hay que descuidar la conexión emocional con los jugadores, que inyectará la capacidad, el entusiasmo, la creatividad y la confianza en el equipo, variables fundamentales para ganar en todos los aspectos.

“Un líder debe buscar que su equipo tenga una personalidad propia y reconocible”

Un líder inteligente despierta en los demás un deseo natural de hacer las cosas. Es capaz de emocionar a los jugadores para que se impliquen con el equipo, con la filosofía del club y con los objetivos marcados. Al final, los grandes líderes que nos ha dejado la historia del deporte lo tienen claro. El liderazgo no es simple cuestión de obediencia, de conseguir que los jugadores asientan a todas las instrucciones con la cabeza. Tiene más que ver con encontrar un camino cuando nadie ve posible avanzar, con ofrecer respuestas cuando nadie tiene ninguna propuesta, con dotar al equipo de una manera de ser y una personalidad propia.

La manera de conseguir esa revolución y esa influencia en el mundo de los banquillos, como se ha demostrado, es a través del conocimiento, la empatía, un buen dominio y uso de la comunicación y sólidos argumentos. Como decía Marcelo Bielsa, “para mí lo más importante es la comunicación. Dependo de la palabra”. 

Utilizando estos aspectos y haciéndolo desde el lado más honesto, humilde y humano, se podrá dar un sentido a todo ese caos y locura que a veces domina en el juego. Ignorar todo lo que aporta a la hora de liderar, sería como despojar al mejor mecánico de sus herramientas. Mucho más recomendable explotar al máximo todas las posibilidades al alcance y nuestras cualidades para extraer lo mejor del equipo y de nosotros mismos.

Fuente: Llanos Quijada. Psicóloga muy Aplicada al Deporte y a la Vida. Profesora en los cursos de Técnico Deportivo de Fútbol. Twitter: @LlanosQuijada
Excellence Management
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s