El talento del Siglo XXI: Aportar valor desde la Felicidad

Resultado de imagen de felicidad trabajo

Este apasionante momento que vivimos, lleno de incertidumbres, incógnitas, hay que vivirlo como los grandes exploradores: iniciando la aventura de conocerse a uno mismo. Todos tenemos una brújula emocional que nos indica el camino a seguir. El mundo organizacional necesita de personas no sólo cualificadas sino excepcionalmente dotadas de Talento Emocional.

El talento emocional es la capacidad de conseguir retos altos desarrollando habilidades y competencias emocionales altas.

El líder del siglo XXI no es un hombre o una mujer que provoque miedo, inseguridad y coacción a sus equipos sino aquella persona con una increíble capacidad de inspirar a los demás desde su interior, provocando que las neuronas espejos se pongan a funcionar.

Si quieres encontrar empresas con talento, tienes que buscar el talento en las personas que la conforman. El verdadero talento, el excepcional, el que hace destacar el brillo facilitando la consecución de cada uno de los objetivos nace en el interior de las personas que la componen.

Una organización es un organismo vivo, y todos los organismos vivos buscan un fin último: La felicidad. La felicidad de saber que el “para qué” tiene sentido.

Las organizaciones Emocionalmente Inteligentes son aquellas capaces de discernir entre el tener y el ser, multiplicando la esencia de las personas para desarrollar sus competencias en pos de un bien común: el corazón de la empresa es el corazón de los que la componen.

El miedo es cortoplacista. Invertir en amor es la acción más segura para que una empresa triunfe

El mundo de los “pelotazos” ha muerto. Ahora, debemos trabajar como los corredores de fondo: Buen entrenamiento, musculación emocional, retención del talento, sentido común, intuición, generosidad, desarrollo efectivo de las habilidades sociales, pasión por lo cotidiano, equilibrio personal y mucha, mucha energía positiva

Ahora, aquellos que hicieron bien los deberes, los que se reciclaron, los que apostaron por equipos con corazón, los que buscaban la rentabilidad a largo plazo, los que invirtieron en excelencia y formación. El modelo de gestión empresarial ha cambiando.

Los creativos, los independientes, los lideres emocionales, para todos estos, hay cabida en este nuevo orden social, porque el futuro es de los que comparten, los generosos y responsables, los creativos, los eficientes, los que pueden ofrecer modelos de excelencia en todo su proceso.

La revolución silenciosa ha llegado, generando empresas con corazón, donde cada persona será una marca profesional, un proyecto y un valor en alza, al que habrá que cuidar, gestionar y alentar.

La política de resultados a cualquier precio ya no tiene cabida en esta nueva estructura que lentamente se está organizando. Una legión de personas competentes y creativas está generando un nuevo modelo basado en el liderazgo emocional, la alta cualificación competencial, el dominio de las habilidades sociales y un sentido ético de la sostenibilidad empresarial.

Porque hoy, sabemos, que la felicidad es productiva…Y nuestro mayor reto: Potenciar el #Talento.

Fuente: José Luis Fuentes. CEO Alientacoaching.

Excellence Management

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El talento del Siglo XXI: Aportar valor desde la Felicidad

  1. Cristina Fernández dijo:

    Interesante artículo cuyo contenido comparto.
    Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s