Diferencias entre dirección, gestión y administración de empresas

 

Aunque las diferencias pueden resultar sutiles en algunos casos, los profesionales que quieran llegar a ocupar puestos directivos dentro de las compañías deben saber distinguir entre dirección, gestión y administración de empresas.

Estos tres aspectos del management están estrechamente vinculados y no pueden darse el uno sin el otro. De hecho, suelen ser desarrollados por una misma persona. Ahora bien, cada uno hace referencia a unas funciones y misiones concretas de la actividad empresarial.

Administración de empresas:

En el caso de la administración de empresas, este concepto puede describirse como el proceso de definición y organización de las funciones básicas de una compañía.

Para Henry Sisk y Mario Sverdlik, la administración de empresas consiste en “la coordinación de todos los recursos a través del proceso de implantación, dirección y control, a fin de lograr objetivos establecidos”. Por su parte, la American Management Association  define la administración como “la actividad por la cual se obtienen determinados resultados a través del esfuerzo y la cooperación de otros”.

Entre sus misiones están las de prever, organizar, coordinar y controlar que todo el engranaje organizacional funcione de acuerdo a las pautas marcadas y hacia la consecución de los objetivos acordados.

Gestión empresarial:

Por su parte, la gestión empresarial pone el énfasis, no tanto en la organización de los recursos, como en la planificación de los procesos para llevar a cabo los objetivos de la corporación. En este sentido, Augusto Uribe concibe la gerencia corporativa como “el manejo estratégico de la organización”.

¿Cuál es la diferencia entre gestión y administración de empresas? En términos generales, la idea generalizada entre los distintos autores es que la gerencia lleva aparejado un punto de vista más amplio y holístico de la organización, mientras que la administración de empresas se centra en la estructura interna de la compañía.

Como declara la autora Clara Emilia Rodríguez Sifontes, en referencia a los estudios de Restrepe, “al gerente le corresponde una mirada al entorno, de modo que la organización pueda generar desarrollo, tomar recursos y producir más recursos, mientras que al administrador le corresponde más el mantenimiento y la conservación”. Del mismo modo, el profesor Carlos Valencia explica que la gestión empresarial se centra en los aspectos horizontales y transversales, mientras la administración se encarga del desarrollo funcional y vertical.

Dirección de empresas:

Por último, la dirección de empresas consiste en la ejecución de lo planificado, en poner en marcha las acciones acordadas a través de la administración y gestión. “Dirigir implica mandar, influir y motivar a los empleados para que realicen tareas esenciales, guiar a un grupo de individuos para lograr los objetivos de la empresa”, define Rodríguez Sifontes.

En la misma línea se pronuncian los autores Koontz y Lo’Donnell, para quienes la dirección de empresas supone “la función ejecutiva de guiar y vigilar a los subordinados”, mientras que Henri Fayol considera este ámbito del management como “hacer funcionar el grupo social una vez constituido, obteniendo los máximos resultados posibles de los elementos que componen su unidad en interés de la organización”.

Fuente: Escuela Europea de Management

Excellence Management

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s